martes, 21 de junio de 2022

Andrés Calamaro "Honestidad Brutal" El arte de la decadencia



Sobre el autor


Hablar de Andrés Calamaro es hablar de uno de los artistas latinos más importantes del siglo XX y uno de los representantes musicales argentinos más destacados, un artista que con actitudes de todo tipo  ha llegado a ser amado por unos y odiado por otros, considerado por algunos la reencarnación de Salieri en contraposición de aquel Mozart que representa el del bigote bicolor Charly;  mientras que para otros es considerado un genio sin igual que con su arte pudo escapar a la sombra de los gigantes que lo rodeaban; a fin de cuentas un hombre cuyo arte trascendió todas las fronteras y que no deja indiferente a nadie que tenga la oportunidad de escucharlo.

En este texto tengo el placer de hablarles de uno los discos más importantes del rock en general, una obra magnífica e inacabable en la cual el genio de Calamaro se desata y se escapa para nunca volver, un disco que expondría la versatilidad musical y lírica del artista, un disco cargado de dos simples conceptos: honestidad y brutalidad, ambas palabras caracterizan una obra que a pesar de girar en torno a la decadencia es probablemente la cúspide artística de su autor. 

Contexto


Antes de abordar una obra como esta es siempre necesario tener en cuenta el contexto que origino y ayudo a conformar el contenido de la misma, por lo tanto es necesario repasar superficialmente la carrera del hombre detrás de todo.

Andrés Calamaro, nacido en 1961,  era uno de los tantos jóvenes nacidos en Argentina cuyas metas y aspiraciones se encontraban en poder lograr el sueño de ser una estrella de rock, fue así que en orden de lograr esto Andrés participaría de una gran cantidad de grupos en su mayoría siendo el teclista de los mismos, entre estos grupos cabe resaltar que Calamaro llegaría a tocar en el grupo "Proyecto Erekto" grupo conformado por el mismo Calamaro, Gustavo Cerati y Zeta Bosio; este grupo tras la salida de Calamaro cambiaría de nombre dos veces hasta convertirse en el icónico grupo Soda Stereo.

Mientras tanto y tras un tiempo en el año 1982 Andrés Calamaro sería invitado a formar parte del grupo "Los Abuelos de la Nada" liderados por el reconocido cantante y compositor Miguel Abuelo, sería en este en el cual Calamaro entraría en contacto por primera vez con el éxito y las adicciones en exceso, igualmente durante esta etapa y a pesar de no ser el vocalista principal Calamaro compondría y cantaría temas representativos del grupo como ser la inolvidable canción "Mil Horas" y otras como "Sin Gamulán", etc. Es necesario recalcar que Calamaro a la par trabajaba con otros grupos, formaba parte de la banda de acompañamiento de Charly García y llegó a presentar su primer disco solista "Hotel Calamaro" en honor a su ídolo Jim Morrison.

Para 1985 Calamaro graba su último disco con los Abuelos de la Nada en una presentación en vivo, es así que continua con una poca fructífera carrera solista y se consolida como productor musical, no sería hasta 1989 que con el disco "Nadie sale vivo de aquí" que la aclamación crítica volvería a posar los ojos en Calamaro aunque lamentablemente la crisis económica por la que pasaba Argentina lo llevan a abandonar el país.

Es así que emigra a España en el año 1990 donde funda, junta a Ariel Rot, Julián Infante, Guillermo Martín  y Germán Vilella el grupo Los Rodríguez el cual, a pesar de las grandes dificultades económicas que atravesaban sus integrantes, lograría consagrarse como un éxito masivo que duraría hasta el año 1996.

Es así que tras el éxito conseguido en España Andrés Calamaro volvería a su patria con el objetivo de consagrarse como artista dentro de su tierra, naciendo de esta forma el disco "Alta suciedad" que sería producido por el mítico productor Joe Blaney y que llevaría a Calamaro a cosechar el mayor éxito hasta el momento de su carrera, consiguiendo fama y comercialidad como nunca antes lo cual que sin embargo terminaría por abrumarlo; de este disco se destaca claramente el éxito "Flaca" un inolvidable clásico de la carrera del músico.

Honestidad Brutal


Tras el éxito abrumador de "Alta suciedad",  los constantes viajes, las noches de insomnio y de excesos y la ruptura amorosa que Calamaro atravesaría, fue que nació en el año 1999 uno de los discos más importantes de la historia del rock argentino, latino y en general.

"Honestidad Brutal" es sin duda alguna el nombre indicado para una obra de este tipo, líricamente este disco resulta magnífico de escuchar de inicio a fin, aunque algunas letras puedan considerarse erradas cayendo en el machismo, la mayoría deben ser consideradas genialidades propias de un músico único en su especie.

Por otra parte musicalmente el disco es un viaje magnífico que atraviesa un cantidad enorme de géneros como ser el funk, el blues, el tango, el rock o las inolvidables baladas, lo cual hace casi imposible pasar por este disco sin encontrar varias canciones que muevan algo en nuestro interior. 

En un disco doble con una duración de 2 horas, 20 minutos y 45 segundos es casi imposible pensar que todas las canciones vayan a ser buenas. (en realidad tomando en cuenta que en la actualidad se han producido discos de 23 canciones de las cuales exagerando solo 5 puedan considerarse logradas o buenas en sí) pero lo que sorprende obviamente de este disco es que de las 37 por lo menos 20 canciones tienen un nivel lírico y musical altísimo; es aún más increíble pensar que este disco es el resultado de la selección de las mejores canciones de 100 grabadas durante las sesiones del mismo.

En ese sentido es necesario resaltar que este disco enorme en todos los sentidos es una obra que surge del despecho y de las adicciones, un disco que probablemente si estás con el corazón roto puedas encontrarte en alguno de los dos extremos los cuales serían aquel en el cual probablemente debas evitar esta obra o por el contrario debas escucharla sí o sí. 

Mi top 10 de Canciones de "Honestidad Brutal"


Personalmente y si me viera en el caso de elegir un top 10 de canciones  de este disco creo que mi lista  iría algo asi:



Igualmente considero que hacer esta lista fue bastante díficil y dejar fuera canciones como  "Eclipsado" "Victoria y Soledad", etc no fue nada fácil, es así que a aquellos que hayan escuchado el disco les propongo intenten hacer este ejercicio en los comentarios.

Conclusiones


Andrés Calamaro es un genio inolvidable del rock, solo un músico de su calibre podría realizar una obra de este tamaño y comercializarla de la forma en la que se hizo, un disco plagado de clásicos que pasaría a formar parte de las páginas doradas del rock.

Aún así es necesario recalcar que como ya se marcó este disco es un resultado de una etapa durísima para el artista, una etapa de adicciones y de despecho que marcarían en sí una etapa de decadencia para Calamaro que, sin embargo. sabría canalizar esto y lograr plasmarlo en su obra, la cual lejos de ser decadente es probablemente la mejor obra de la carrera de este artista.

Igualmente y antes de concluir es bastante interesante denotar que los años 90 en general eran épocas que marcaban el auge de la utilización de la decadencia como concepto para generar grandes obras, además del magnífico trabajo que es "Honestidad Brutal" cabe resaltar que en estos tiempos la vanguardia era liderada por el movimiento Say No More de Charly, mientras que a la par de "Honestidad Brutal" otros discos enormes del género se estrenarían como ser "Bocanada" de Cerati o "Abre" de Fito; sin embargo es innegable que la obra de Calamaro esta totalmente separada de estas otras obras puesto que marca un claro antes y después.




Espero les haya gustado este artículo y les motive a escuchar este disco si es que aun no lo han hecho, si ya lo hicieron espero puedan dejar su top 10 o alguna opinión en los comentarios.

Hasta la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario